posted by Chris Smith

10:10.
El Poder de nuestra Imaginación

Por: Mónica Araya

Setiembre 2010

Alguien* decía que el problema del cambio climático reflejaba, en esencia, un fracaso de la imaginación (A ‘failure of imagination’). Olvidé el resto de la conversación; pero no esa idea que ahora llevo como tatuaje mental. Desde entonces me he propuesto desarrollar una imaginación atlética. La claridad engendra cambio y esa frase me ayudó a esclarecer las cosas.

Por eso creo en nuestra campaña 10.10; porque nutre y afina nuestros instintos imaginativos. Después de la Cumbre de Copenhagen en diciembre de 2009 se respiraba parálisis; hasta depresión colectiva. La pregunta era ¿Qué vamos a hacer con líderes que no lideran? Hasta que alguien usó su músculo creativo y dijo ¿Y por que no hacer una campaña en que todos nos comprometemos con un 10% de reducciones en 2010 por un año?

Así nació 10.10. Qué sería del mundo si no hubiera que se pregunte ‘¿Y por qué no?’. La campaña aspira a ser la solución perfecta (no existen), pero sí ha sentado un precedente inspirador.

Una visita a la página de Costa Rica - o la global - invita a mejorar la versión de nosotros como personas, empresas u organizaciones. Nos da ideas: “¡Haga! ¡Involúcrese! Sea parte de la Solución!” En 10.10 no dejamos que rutinas personales, corporativas, o organizativas justifiquen la inercia.

No somos el tipo de campaña que aboga por el cambio colectivo a través de la culpa. No. El motor de 10:10 es la capacidad de contagio positivo. (Los colores de la página hablan por si mismos, ¿no?).

Animada por la campaña de 10:10, he declarado el “revitalizar mi creatividad” como una una prioridad en vida - profesional, personal, cultural. Esto me ha llevado a pasar más horas en museos, o leyendo novelas, que en malls o consumiendo. Con orgullo resisto revistas y TV chatarra que me venden sueños que no necesito. He dejado de asistir a locales que insisten en estilos de vida arrogantes con el planeta. Soy mucho más cuidadosa con los viajes de trabajo y digo no a paquetes vacacionales irresponsables.

Este es mi punto: re-imaginar la relación con el planeta empieza con re-imaginarse a uno mismo. No hay recetas. Lo que funciona para mí, no funcionará para otros. Lo esencial es sacar el rato, con un cafecito o un vinito, para entender las consecuencias de nuestras aspiraciones. Son justamente esas aspiraciones, individuales y como país, las que definen si somos o no amigables con el clima. Quienes quieran hacer un aporte concreto de ahora tienen 10:10 de aliado. Aquí estamos para ayudar y estimular ideas pioneras “Hechas-en-Costa Rica”.

* Esa persona es John Ashton.